miércoles, 24 de octubre de 2018

DÍA DE LAS BIBLIOTECAS

Hoy se celebra el día de las bibliotecas.
Un día soleado y precioso en Santander, para llevar esta tarde a vuestros hijos e hijas a visitar una biblioteca o una librería; y leer junto a ellos un Álbum ilustrado, o incluso comprarlo... si les gusta; para que puedan disfrutar del placer de la lectura junto a vosotros

Os podemos asegurar que será un momento mágico.
 EL DÍA DE LA LUZ
Vengo del desierto del Sáhara, de inaugurar una biblioteca es preciosa. En el centro hemos plantado árboles, para que los niños y los jóvenes del Sáhara puedan experimentar el gozo de sentarse a su sombra a leer un libro. No queremos que esa biblioteca sea ningún “templo de silencio”, sino más bien un espacio para del sonido, para el ruido. Una biblioteca es un lugar para ir a buscar lectura, pero también amistad, sueños compartidos. Incluso amor. Así que una biblioteca no es solo un lugar en el que invitar a leer, sino también, o por eso, un lugar en el que invitar a escribir.
Cada biblioteca del desierto tiene detrás a miles de niños, jóvenes y adultos que la han hecho posible con su pequeño esfuerzo. Cada lector tiene a su lado a miles de lectores, más conscientes de la importancia de una biblioteca.
Piensa en tu biblioteca. Hubo un día en el que esa biblioteca no existía. Alguien la soñó, luchó por ella, la llenó de libros y también de sueños. Hazte del equipo de ese alguien que la hizo posible, lucha por un mundo en el que no haya un ser humano que no tenga cerca una biblioteca, o un amoroso bibliobús. Que no haya un solo niño, joven o adulto, que no roce la mano de una bibliotecaria que le aconseje, que le oriente en el laberinto. Que es lo mismo que decir que no haya un solo ser humano conectado a lo que fue, lo que es y lo que será.
En tu mano hay millones de manos, estrechando la tuya, acompañándote en el camino. Tiernas o callosas, pequeñas o grandes. En el libro que te espera en la mesilla de noche o junto al sofá, hay millones de libros. Ingenuos o complejos, humildes o lujosos. Pero todo preciosos. Conectados todos por un invisible hilo de plata que une mano con mano, estantería con estantería, un hilo inacabable y luminoso. Inacabable, y así sea. Hoy es el Día de la Biblioteca, que es lo mismo que decir El día de la Luz.
 Feliz día, feliz siglo. 
                                                                           Gonzalo Moure. Premio Cervantes Chico 2017

No hay comentarios: