lunes, 3 de diciembre de 2018

Working, motricidad fina

Una adquisición adecuada de la motricidad fina es fundamental para el desarrollo de la autonomía de vuestros hijos e hijas.

Cuando sus manos adquieren la fuerza necesaria, cuando controlan el movimiento de brazos, manos y dedos son capaces de realizar acciones muy necesarias en su vida cotidiana.

Adquirir esta destreza, supone el sentirse capaces y por tanto, una autoestima más ajustada, tan necesaria para su crecimiento integral y humano.

Os sugerimos diferentes  acciones para desarrollar la motricidad fina:  


Trabajar con plastilina: bolas, churros, aplastar, formas, figuras, etc.




Ensartar bolas, botones y hacer collares.








Hacer bolitas de papel de seda o bolas con papel de periódico

Rasgar papel de periódico.

















Pegar gomets en una hoja blanca.


Abrir y cerrar pinzas para tender la ropa.




Explotar bolas de papel de embalaje



Subir y bajar cremalleras.



Atar y desatar botones u otro tipo de elemento como hebillas.




Vestir y desvestir muñecos.

Realizar construcciones.




Trabajar con el punzón.



Construir puzzles.

Realizar trazos libres o espontáneos con diferentes utensilios...


Botar, lanzar y recoger una pelota

Colaborar en la cocina aprendiendo a poner las manos en la masa, etc.

Pintar con ceras, pincel...




Por favor, apoyadles y ayudadles a dar "pasitos" (cada uno en su nivel) hacia su autonomía, para que se sientan capaces e ilusionados por ello. 

Recordad que cada objetivo que consiguen vuestros hijos e hijas, les hace sentirse verdaderamente dichosos y esto va creando en cada uno un sentimiento de seguridad personal indispensable para una autoestima adecuada.

El desarrollo de la autonomía en esta edad
 es uno de los grandes logros.


















No hay comentarios: